03 diciembre, 2014

Cómo Conseguir que tu Vestido Parezca Caro

tienda de vestidos de noviaAhora hay muchas novias que ya no gastan tanto dinero en su vestido de novia. Ya sea por las dificultades económicas o por la conciencia de un consumo responsable, cada vez hay más novias que compran vestidos de temporadas anteriores, en liquidaciones o de segunda mano.

 
Pero gastarse poco dinero en el traje de novia, no significa que tenga que parecer barato. Si tienes en cuenta algunos puntos, puedes lograr que tu vestido parezca (casi) de alta costura.


Porque lo importante en un vestido no es lo que cuesta, es quién y cómo lo lleva. Ya dijo Coco Chanel: "No es la apariencia, es la esencia; no es el dinero, es la educación; no es la ropa, es la clase".


A continuación encontrarás lo que sí debes hacer y lo que no para que consigas que el vestido hable por ti, no por el precio que has pagado por él. Vamos a ello.


Lo que sí...


Procura que tu vestido tenga:


vestido de novia
Que se adapte a ti...
  • Un buen corte. Cuanto mejor construido está un vestido, mejor parece.

  • Un vestido que se adapte a ti y a tu cuerpo. Cualquier prenda que quede bien ajustada parece más costosa. Ahorra en el vestido, pero no escatimes en la modista.

  • Una confección de cierta calidad. Fíjate en las costuras, los remates y las partes que no se ven, ahí es donde está la diferencia.

  • Una tela con la mayor cantidad de componentes naturales que sea posible. Las fibras naturales son de mejor clase y sientan mucho mejor.

ilustracion de un vestido de novia
  • Un diseño actual, pero intemporal. La moda llevada al extremo, nunca es elegante y acaba pareciendo barata. Sirva de ejemplo esta frase de Oscar Wilde: "Nada hay tan peligroso como ser demasiado moderno. Corre uno el riesgo de quedarse súbitamente anticuado". También sirven los vestidos con estilo vintage. Pero ojo, una cosa es vintage y otra anticuado.

  • Un tono que le favorezca a tono de piel y de cabello. Parece mentira de cómo cambia una prenda si tiene un color apropiado para ti.
 
abotonando un vestido de novia
  • Unos buenos botones y un buen cinturón, si lo llevas, porque reflejan la naturaleza de la prenda. Si tu vestido es económico o de segunda mano, invierte en unos botones y un cinturón bonitos y de buena clase. Verás qué cambio. 

  • Unos zapatos elegantes y cómodos, adecuados al vestido. Le aportan calidad y estilo al traje de novia, aunque pienses que se vean poco. 

  • Unos complementos elegidos sabiamente, teniendo en cuenta tu estilo, el vestido y el ambiente general de la boda (época del año, lugar donde se celebrará la boda, colores predominante, temática...) Aquí también incluyo el ramo de novio, por cierto.

Lo que no...


Cosas que debes evitar por todos los medios si no quieres que tu vestido parezca barato:


    vestido de novia palabra de honor
    Palabra de honor: cuidado
  • Que el vestido no sea de tu talla. Si te queda demasiado apretado u holgado, parecerá de mucha peor calidad.

  • Un corte poco adecuado a tu tipo de cuerpo, porque todo lo que no te siente bien, tendrá aspecto de barato.  

  • El palabra de honor, salvo que te siente como un guante y tenga un buen diseño, puede rebajar visualmente tu vestido. Un escote palabra de honor por el que rebosa la humanidad de la novia (y no precisamente de alegría) o que se abre dejando ver la lencería, es capaz de darle un aspecto de bazar asiático al mejor haute couture.
 
  • Los corpiños cuando no son apropiados a tu cuerpo y no son de cierta calidad. Algo que puede quedar sexy y espectacular, puede hacerte parecer una cabaretera de saloon, si no es el adecuado.

  • La ropa interior que se ve, se marca o se transparenta, porque consigue el efecto saldo en tu traje de manera inmediata.

  • Las telas excesivamente brillantes, porque parecen baratas y anticuadas, como de disfraz infantil.

    vestido anticuado
    No al blanco cegador, a los brillos y al volumen excesivo
  • Las telas que se arrugan demasiado. Hasta el mejor vestido se ve desmerecido con arrugas en la falda o las mangas.

  • Los tejidos rígidos. Procura que la tela tenga una buena caída, porque le aporta clase y movimiento al vestido. Una tela tiesa y aparatosa, consigue el efecto visual de haberlo comprado en un Todo a 1 euro

  • Los vestidos con un blanco nuclear, porque suelen parecer de peor calidad. Si debes ponerte las gafas de sol para verlo, mejor no lo compres.
 
  • Un color que te haga parecer mortecina y enferma. Los tonos que no tienen nada que ver con tu piel o tu pelo, pueden arruinar tu vestido, haciéndolo parecer de peor condición. 

  • Si el vestido es de segunda mano, deberías comprobar que no ha quedado ninguna mancha o roto. Una cosa es que lo manches tú y otra muy distinta que te lleves ya las manchas de casa.

  • Botones o cinturones de mala calidad. Son capaces de hacer que hasta el traje más caro parezca de ocasión.
 
velo y tocado de novia
Ojo con el velo y el tocado
  • Demasiados adornos, aplicaciones, puntillas, encajes, tules y lazos, todos al mismo tiempo. Ningún vestido de novia de alta gama parece un muestrario de una mercería. El antídoto: el famoso e inimitable menos es siempre más
 
  • El encaje hecho a máquina y de mala categoría. ¡Vade retro! Si no te puedes permitir un traje con encaje hecho a mano, busca uno que no lo lleves. Saldrás ganando.
 
  • Ojo también con el velo o la mantilla, porque pueden echar al perder tu vestido. Si te has gastado un dineral en el traje, pero has escatimado en el velo, créeme, el aspecto general parecerá de saldo. Igual sucede con el tocado o las flores del cabello

    vestido con mucho volumen
    No al volumen excesivo
  • Demasiado volumen (falda, mangas, etc.) hará que el traje parezca de baratillo. ¿Te acuerdas del vestido que Lady Di llevó en su boda? Pues no te digo más. 

  • Los vestidos demasiado sexies, porque pueden hacer que parezcáis baratos los dos, tú y el vestido. Salvo que se trate de los modelazos de Galia Lahav, por ejemplo.

  • Los complementos en exceso y de mala calidad, son capaces de conseguir que un vestido de alta costura parezca sacado de los artículos con taras de un bazar. Es mejor que lleves pocos complementos, pero bonitos y de una calidad media

  • Los hilos e hilvanes sueltos en el vestido, porque denotan poco cuidado en la confección.

  • Comprar tu vestido on-line en determinados lugares donde se copian descaradamente los diseños de las marcas reconocidas y que te ofrecen precios exageradamente económicos. Lo único que te llevarás es un disgusto cuando te llegue a casa, porque no te servirá ni para disfrazarte en carnaval. Si quieres copiar un vestido caro, mejor que lo haga una modista de confianza, así puedes supervisar los materiales y la confección día a día. O busca los modelos que ahora tienen marcas de ropa femenina conocidas (tipo Zara, Mango, H&M, etc.), porque sacan modelos veraniegos preciosos y muy económicos, que son perfectos para una novia. 
 
  • Los maquillajes y los peinados excesivos, porque son capaces de arruinar el efecto de cualquier vestido, porque abaratan el conjunto. 

  • El nailart exagerado en tus uñas también bajará el listón de tu traje de novia. Y las manos se ven mucho más de lo que crees en la boda. Huye de las decoraciones exageradas, salvo que quieras parecer una de las protagonistas de Gandía Shore vestida de blanco.


Espero que estos consejos te hayan sido útiles y que alguno te haya sacado una sonrisa.




Post relacionados:









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.