10 diciembre, 2014

Cómo Decir que No Queréis Niños en la Boda

niña en la boda
Vía: Free Images
En otros post ya traté el tema de los niños en la boda, tanto en sentido positivo como negativo. Realmente es un asunto delicado, porque hay muchos padres que se sienten ofendidos si no pueden asistir a la boda con sus hijos pequeños y, al contrario, hay novios que no quieren niños en la boda bajo ningún concepto y se sienten mal si se ven asediados por una tribu de locos bajitos (por muy encantadores que sean) en su gran día.


Y ambas posturas son completamente comprensibles y respetables, faltaría más.  


En cualquier caso, la decisión final siempre es de los novios. Lo mismo que las consecuencias...


En caso de que hayáis decidido que no queréis niños en vuestra boda, hay diferentes formas de comunicarlo:


A través de la invitación


1.- Podéis dirigir la invitación sólo a los adultos, incluyendo el nombre de ambos y evitando las expresiones: "Familia de..." o "XXX y familia".  


Lo que sí...

 
invitacion de boda con el nombre de los dosinvitacion de boda con nombre y acompañante


Lo que no...


invitacion de boda no adecuada si no se quieren niños
invitacion de boda no adecuada si no se quieren niños
 

Pero, precisamente por la sutileza del mensaje, es muy habitual que no se entienda como una demostración de vuestro deseo de que no acudan con sus hijos. Y se presentarán con toda la prole...


2.- Presentar el mensaje de una forma educada, pero clara y contundente a la vez.


Para ello podéis incluir en la misma zona de la invitación que el SRC (se ruega confirmación), con expresiones como éstas:


Os agradecemos que esta boda sea sólo para adultos

(Nombre del novio) y (nombre de la novia) preferimos que sea una boda para adultos 

(Nombre del novio) y (nombre de la novia) preferimos que no acudan niños 

Por favor, respetad nuestra deseo de una boda sin niños 

Por favor, respetad nuestra decisión de una boda sin niños

Sólo adultos

Preferimos una boda sin niños

Preferimos que no acudan niños

Ceremonia y recepción sólo adultos

Ceremonia y recepción sin niños

Boda sin niños 

No niños


invitacion de boda con la coletilla solo adultos


3.- Por otra parte, os puede apetecer que los niños estén en la ceremonia, pero no en el banquete. Está claro que los niños dan mucho juego en la ceremonia, sobre todo si son damitas y pajecillos. Si es así, también lo podéis indicar en la invitación:


Recepción sólo adultos


Pero en este caso, muchos padres se sentirán agraviados, porque no entenderán que no os importe que estén en la ceremonia, pero sí en el banquete. Algo perfectamente comprensible, por otra parte.


damita de boda
Vía: Free Images
Mi consejo es que, si los niños van a participar en la ceremonia, permitáis que acudan al restaurante.


4.- Si los invitados tienen sentido del humor y estáis completamente seguros de que lo tienen y no se sentirán ofendidos, podéis utilizar otras expresiones un poco más irónicas:


¡Venga, dejad a los niños en casa y a disfrutar de la boda!


Si necesitáis una baby-sitter, tenemos varios contactos: consultadnos


No se admiten niños ni mascotas (esta fue la nuestra, pero porque fue una boda algo gamberra y entre amigos cercanos)


invitacion de boda con texto para que no acudan niños


Pero, ojo, este tipo de frases sólo se pueden emplear en ocasiones muy contadas, con personas muy tolerantes y con mucho humor. En ningún caso os lo aconsejo si tienes la más mínima duda. 


En persona


damita de boda
Vía: Free Images
Vosotros mismos o a través de embajadores de buena voluntad (padres, suegros, hermanos, amigos...), podéis comunicar en persona o por teléfono vuestra voluntad de que no haya peques en la boda. Nunca a través de correo electrónico o WhatsApp, porque entonces el agravio está asegurado. Son temas delicados que requieren el trato personal.


Aunque nadie debería dar excusas y motivos por los que se toma una decisión como ésta, os aconsejo que templéis los ánimos ofreciendo vuestras razones.


También os aconsejo a ambos que hagáis hincapié en los siguientes puntos:


  • En que podrán disfrutar de la boda sin tener que preocuparse de los más pequeños.
  • Que es su oportunidad de aprovechar su espacio como pareja, no como papás.
  • Que una boda, sobre todo si se trata de las de tarde-noche, no es el lugar ideal para unos niños pequeños.
  • Que el baile y la barra libre no son el ambiente ideal para los niños llegada la noche.
  • Que los peques se cansarán enseguida y se sentirán incómodos.
  • Que habrá pocos niños para jugar y se aburrirán. Salvo que no sea verdad y los padres lo sepan. 

 
Y también podéis echar balones fuera, echándole la culpa al lugar de celebración diciendo que no admiten niños. Pero, cuidado, si están celebrando otras bodas al mismo tiempo y hay niños, os habrán pillado en la mentira y será peor el remedio que la enfermedad.





Post relacionados:

Niños en la Boda: ¿Sí o No? ¿Niños en la Boda?: Sí, Quiero ¿Niños en la Boda?: Preferimos que No
Todo lo que Necesitas Saber sobre Invitaciones de Boda (I)
Todo lo que Necesitas Sabes sobre Invitaciones de Boda (II)
Todo lo que Necesitas Saber sobre Invitaciones de Boda (III)
Cómo Tener Entretenidos y Controlados a los Más Pequeños
Damitas y Pajecillos: Manual de Uso (I)
Damitas y Pajecillos: Manual de Uso (II)



La siguiente licencia afecta a todo el artículo a excepción de las imágenes procedentes de Free Images, las cuales están sujetas a sus correspondientes condiciones de uso.

Licencia de Creative Commons
Cómo Decir Que No Queréis Niños en la Boda by ¿Quién dijo boda? is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional License.

16 comentarios:

  1. Me he quedado flipando al leer esta entrada, tus soluciones son estupendas pero sinceramente, si me invitan a una boda y vetan a mis hijos ya se pueden olvidar de mí, ya sea mi mejor amiga o una hermana...donde no tienen cabida mis hijos yo tampoco la tengo...
    Y digo esto a pesar de que he leído que tú no querías niños en tu boda y ejerciendo tu derecho así lo expresaste , yo lo respeto pero no lo comparto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no debes ofenderte si alguien expresa su deseo de no llevar niños, he ido a una fiesta de 15 años, donde tiraron el árbol de vida con las 15 velas. Y los chicos no hicieron silencio, ni respetaron nada. Realmente muy mal comportados. En mi boda, también pedí que no fueran con niños. Primero que nada, porque debo pagar por ellos, y me ahorraba 30 comensales; segundo, porque muchos son terribles y no quería malos momentos; y tercero, porque mi intención era que nuestros hijos esten y luego del desarrollo ceremonial y de la cena, se fueran a descansar porque habían andado con nosotros desde temprano. Algunos vinieron de otras provincias, y no tenían con quien dejar su hijo así que los llevaron, eso si fue comprensible, pero al ser de confianza, les dijimos que lo estuvieran cuidando y no los dejen hacer lo que quieran.
      Mi boda fue hermosa y un éxito. Al que se ofendió y no fue, no lo sé, no hizo falta tampoco.

      Eliminar
    2. Gracias por dejar tu opinión, Victoria. Me alegro mucho de que tu boda fuese un éxito. Saludos

      Eliminar
  2. Gracias por comentar. Entiendo perfectamente lo que me comentas, por eso digo que la responsabilidad última de decidir si se quieren niños en la boda o no es de los novios, lo mismo que las consecuencias. Es un tema delicado donde los haya y, por eso mismo, es necesario respetar todas las posturas. En nuestra boda no hubo peques y, por suerte, ninguno de los amigos con niños se sintió ofendido, también por el tipo de boda que era (poco más de 30 personas, todos adultos, sólo amigos cercanos, cenando en un restaurante mexicano y yéndonos de copas por el Madrid de los Austrias después) Claro que era una apuesta arriesgada y, quizás en otras circunstancias, habría sido de otra forma. Quién sabe. En cualquier caso, es un placer tenerte por aquí y que expreses tu opinión, lo bonito de la vida es la diversidad de pensamiento. ¡Ah, e invito al resto de lectores a que se den una vuelta por "Marujeando que es gerundio".

    ResponderEliminar
  3. a mí me encanta este post,yo estoy agobiada con este tema,me gustan los niños y quiero que estén los de mi familia pero es verdad que esperaba que los amigos no los llevarán y ahora veo que en mi día va a haber más de 30 y no sé cómo decir que no,porque es un tema muuy delicado y creo que va a haber padres que se van a ofender si les digo que no pero por otro lado pienso que es mi día y que realmente no me apetece que parezca una guardería,con todo mi respeto.Y no sé qué hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alba,

      no te agobies por este tema, que la organización de la boda en sí ya es suficiente.

      El tema es complicado, sin duda. Mi consejo es que tú y tu pareja pongáis en la balanza si queréis una boda que no parezca una guardería y el posible enfado de algunas parejas con hijos que se puedan sentir ofendidos. Y dentro de la valoración de los posibles enojados, tened en cuenta si son personas que realmente os importan a ambos o simples compromisos.

      En el caso de que vayáis a optar por pedir que no vayan con niños, os aconsejo una sutileza infinita, pero no exenta de firmeza. En el post hay algunas ideas para llevarlo a cabo.

      Y, sobre todo, la idea principal es que disfrutéis de la boda; que, tal y como dices tú misma, es vuestro día.

      Un abrazo y enhorabuena por la próxima boda, Alba.

      Eliminar
  4. Wow para mí también se está volviendo un tema delicado, hay niños chiquitos en nuestras familias que apenas aprenden a caminar, pero hay otros (de unos 5-6 años) que ya son todos unos atletas y corren sin parar y no se están quietos... me preocupa más que los lleven y tener que decirles que mantengan quietos a sus hijos! (sería lamentable que no respeten nuestra decisión... y es que nunca falta alguien que al final no le interesa y decide llevarlos)... en fin gracias por el consejo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un tema muy delicado, porque se tienen que equilibrar tanto el deseo de los novios como los sentimientos de los invitados con niños.

      En cualquier caso y ante la duda, lo primero siempre son los novios.

      Suerte con este asunto y, sobre todo, enhorabuena por la próxima boda.

      Y muchas gracias por dejar tu comentario.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. A mí el tema me parece una snobada de mucho cuidado. Se trata a los niños como si no fueran personas. A nosotros nos pasó que nos invitaron a una boda en Escocia cuando nuestro enano tenía año y medio. Resulta que nosotros vivimos en un tercer país, donde no tenemos a nadie. El niño lógicamente está muy apegado a su madre. La jugada era de locura, porque ¿con quién dejamos a nuestro hijo en un país en el que no conocemos a nadie y cuya lengua él no habla? Los padres se mostraron tozudamente inflexibles, y además nos insistían en que fuéramos. Ni que decir tiene que los mandamos a la mierda, faltaría más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por expresar tu opinión, Leopoldo.

      En el artículo comento que en el caso de los niños en la boda, la última decisión es de los novios, sin entrar en si es correcta o no, porque al fin y al cabo es su día y son ellos los que invitan.

      Pero, tal y como dices tú, también es de los padres la elección de ir o no ir a la boda. Y en vuestro caso no teníais muchas más opciones que la que tomásteis.

      Saludos

      Eliminar
  6. Buenas!! Primero comentarte que soy de Asunción - Paraguay, y resulta que ahora mismo en mi familia hay un tema con esta cuestión de niños si o niños no.
    Un primo se casa este sabado y no aclaro correctamente o no quisimos entender de primera (porque ahora que leo tu entrada, noto que ya nos tiraron la info entre lineas, porque la invitación que llegó a mi casa dice Sr. José Ovejero y Sra.)que niños no,cuestión que por medio de la madre del novio, supimos que ese era el codigo de esta fiesta. Yo que tengo cierta confianza con la novia, directamente le consulte a ella y me confirmo eso. Conversamos con mi marido y como tenemos con quien dejar al peque vamos a ir los dos, si no conseguiamos quien iba a quedarse con él, posiblemente solo iria yo porque es mi primo el que se casa.
    El tema es que el resto de la familia no se lo tomo tan asi y es como que fueron ofendidos y sus hijos despreciados.
    Aqui en mi pais, normalmente arrastramos a nuestros hijos a todas partes jajaja y por eso cuesta un poco entender este concepto.
    Yo pense lo siguiente:
    - NO es mi boda, soy invitada, acepto o no las condiciones? es todo lo que tenia que decidir
    - NO lo tomo como un desprecio hacia mi hijo, yo no sé porque se la tomarian con un peque tan lindo de 3 años
    - Me voy de fiesta con mi marido los dos solitos y sin apuro, como extrañaba eso jajaja
    El sabado es la boda, aun no se que nos espera jajaja
    Puede que el lunes les tenga noticias.
    Saludos desde Sudamerica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Noemí,

      me ha encantado tu comentario, porque has descrito a las mil maravillas y con mucho sentido del humor una situación que cada vez es más habitual.

      Es difícil posicionarse en este asunto, porque razones tienen tanto los defensores como los detractores de las bodas con niños.

      Lo que sí es interesante es lo que dices, acerca de que cuando los novios no invitan a los niños no es un desprecio hacia los peques, faltaría más, sino su forma de ver "su" boda. No conozco a ninguna pareja a la que haya organizado la boda y que no quería niños en ella, que lo hiciesen por animadversión ni a los padres ni a los niños.

      Y también está claro que los padres no siempre se pueden dejar a los chiquitines con familiares o niñeras para asistir a una boda.

      Todo un dilema...

      En cualquier caso, espero que todo salga a las mil maravillas el sábado. ¡Ah, y cuéntanos cómo te fue! Nos encantará conocer tu experiencia.

      Un saludo para ti y tu familia

      Eliminar
  7. Buenas!!
    Bueno, en la boda la pasamos super bien. La ceremonia en si estuvo bellisima, con mucha emoción de parte de los novios. En la fiesta nos divertimos muchisimo, comimos rico, el momento de las ligas y el lanzamiento del ramo fue muy entretenido. El novio también lanzo un ramo, cosa que resulto muy simpatica porque todos los hombres se corrieron para no agarrarlo.
    Ahora sobre el tema de los niños, yo al final no entendí nada, porque si habia niños! De los invitados del novio (mi primo) uno menor de 1 año que imagino que no pagaron banquete por él y otro de entre 1 y 2 años. Pero del lado de la novia, habia mas o menos 5 niños y todos mayores de 3 años y maximo 12 años.
    Cuestión que mi tia se molesto un poco por eso con la novia, porque supuestamente varios primos no fueron por esa razón, pero creo que no paso a mayores. Asi que me parece que ese asunto no llego a muy buen puerto que digamos.
    Yo me quedo con los buenos recuerdos, me divertí un montón!
    Les dejo un link de la publicación de los detalles de la boda en un periódico de aqui.
    Te seguiré leyendo porque me encantan tus entradas.

    http://www.cronica.com.py/2016/11/14/casorio-del-cumbiero-fer-perez-la-nutricionista/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Noemí! Muchas gracias por comentar cómo fue la boda. He estado viendo el link con la crónica de la boda, por supuesto.

      Me alegro de que lo pasáseis tan bien. Eso es lo importante. Además, los novios iban guapísimos.

      Lo que no comprendo es lo que comentas de los niños. O hay niños, o no hay niños. Un término medio en estos casos acaba enfadando a todo el mundo. Quizás habría sido mejor que hubiesen invitado a los niños desde el principio ;)

      De nuevo gracias, Noemí. Eres un encanto. Si te puedo seguir en algún blog, dímelo, estaré encantada de hacerlo.

      Un beso

      Eliminar
  8. ¡Saludos! No saben cuánto me alegra saber que no soy la única con este dilema. Nuestra boda es en noviembre, estoy haciéndo las invitaciones y la verdad es que no encuentro cómo decirle a los padres que no lleven a sus niños, pero la realidad es que no deseamos que vayan. Nuestra coordinadora de boda nos recomendó no invitar niños. Las razones son las siguientes:

    - Nos casamos en un salón con espacio muy limitado (70 personas máximo). Un niño es encantador, pero es un amigo de años o un familiar que no podremos invitar.

    - Nos cobran el plato como si fuera un adulto.

    - La ceremonia y la recepción son en el mismo lugar y habrá alcohol.

    - La actividad es de tarde/noche y los niños se van a cansar.

    - La ceremonia será grabada, algún niño llorando estropearía el audio de la grabación, que con tanto sacrificio se está pagando.

    - Va a haber cristalería, alguna travesura puede resultar en una herida.

    - Hay escaleras, niños sin la debida supervisión pueden caerse por ellas y lastimarse.

    - Menos estrés, para los novios (suena fuerte, pero es una realidad). Algunos de nuestros familiares más allegados tienen hijos pequeños que se portan muy mal y no los controlan. Las bodas resultan ser mucho estrés de por sí para los novios y ese día, un niños mal portado es estrés extra que no nos permitirá disfrutar de nuestro día tan especial (ni a los demás invitados).

    Mi primo se casó y exhortaron que no asistieran menores. Un familiar se molestó y dijo lo que ya alguien comentó por aquí, que si su hijo no iba, él tampoco, y no fue. Creo que hay que tomar las cosas como son y una invitación a una boda es eso mismo, una cordial invitación, el invitado acepta o declina. No hay por qué molestarse ni tomarlo personal, la intención de los novios NO es ofender a nadie, por el contrario, es asegurar el disfrute de todos. Al fin y al cabo es la voluntad de los novios, es su día especial y hay que respetarlo. Luego de todo esto, estoy convencida que es más importante que nuestro día salga 'lo más perfecto posible' y asegurar nuestro disfrute y el de los demás invitados por encima de no hacer sentir mal a otros, por más queridos que sean. Muchas gracias por este excelente artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada, muchas gracias por tu aportación.

      Es cierto que a las parejas que no quieren niños en su boda les cuesta mucho hacer valer su decisión, aunque, como bien dices, hay que respetarla por encima de todo; se esté de acuerdo con ella o no. Al fin y al cabo es su día.

      Espero que tu boda sea preciosa, emotiva e inolvidable. Ya te quedan apenas unos meses para tu gran día, quizás los más intensos y apasionantes de la organización de la boda.

      Me alegro que te el artículo te haya parecido interesante.

      Un abrazo

      Eliminar

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.