04 octubre, 2012

Si no Quieres Ser una Bridezilla, Toma Nota

Una bridezilla es una mezcla entre una novia (bride) y GodzillaSi la organización de tu boda te está transformando en un pequeño monstruo malhumorado y ávido de control hasta del más nimio detalle, que tiene el estrés por bandera, no lo dudes, te estás convirtiendo en una bridezilla. 

Es habitual que las novias estén nerviosas y algo estresadas con la preparación de la boda y que estos síntomas se agudicen a medida que se acerca el gran día, pero no es necesario llegar al punto de ser una mezcla entre novia (bride) y Godzilla.

Para conseguir una organización de la boda más relajada y que puedas disfrutarla, aquí tienes 8 consejos:
Una bridezilla puede ser una pesadilla para ella misma y para los demás ;)
1.- Barriendo para casa: contrata una Wedding Planner. Te ayudará con la parte de la organización que necesites, para que tú sólo te encargues (sin agobios) de los detalles que más te ilusionan. Y si eres una persona muy perfeccionista, te dará la seguridad de que cada detalle estará controlado; así, sólo tendrás que enfrentarte a uno de tus caballos de batalla: la delegación de tareas.

2.- Haz ejercicio físico de forma regular, aunque creas que no tienes tiempo para ello. El ejercicio te hará estar más fuerte para acometer la organización con más energía, te hará sentirte mejor (produce endorfinas), aclarará tu mente y, al menos durante un rato, te hará olvidarte de tus preocupaciones bodiles. Elige la actividad que más se adecue a tu estado físico, a tus gustos personales y a tu nivel de energía. Si eres muy tranquila, quizás deberías elegir Pilates; si eres muy guerrera, el Bodypump, el Bodycombat o el spinning, sean tu mejor elección. Y si no te gusta el gym, baila, que así te servirá de entrenamiento para ser la que mejor baile el día de tu de boda :)
El estrés de la boda se puede eliminar con alguna actividad que equilibre cuerpo y mente
3.- Realiza alguna actividad que centre tu mente y te aporte relajación y equilibrio. El yoga Kundalini, el Tai'Chi, la meditación y otras actividades similares te pueden beneficiar mucho. Alternándolas con un ejercicio físico más intenso serán un binomio ganador: cuerpo y mente en armonía. Si el ejercicio físico y estas actividades relajantes las realizas con tu pareja serán, además, un momento sólo para vosotros que agradeceréis mucho en la vorágine de la organización de la boda.

4.- Come bien. Alimentarte de una forma equilibrada te hará tener más energía y estar más guapa y alegre. Si ves que dejas de comer por la tensión o, por el contrario, asaltas la nevera sin piedad, consulta con un nutricionista que te ayude a equilibrar tu dieta. Y, si necesitas perder algún kilito, te ayudará de forma segura.

5.- Para momentos de estrés puntuales, te recomiendo el Rescue Remedy de Las Flores de Bach. Son unas gotas hechas a base de flores que te aportan serenidad (no te dejan atontada) y fuerza para afrontar los momentos difíciles. Se ponen debajo de la lengua o se toman diluidas en agua, así que son fáciles de utilizar. Las tienes en cualquier herbolario o parafarmacia. El "Día B" son imprescindibles. Para tí y para los que te rodean...

Un rato sólo para ti te aportará armonía6.- Tómate tus momentos de relax sólo para tí. Un buen masaje, una pedicura spa, un rato con un buen libro, un café con tus amigas (sin hablar de boda,  please) te pueden resultar muy útiles para encontrar tu propio equilibrio. Y, sobre todo, hazlo porque te lo mereces.

7.- Aprende a compartimentar tus pensamientos. La organización de la boda no debe ocupar el total de tu disco duro. Cuando te dediques a la boda, hazlo con toda tu atención y energía; cuando te dediques a otra cosa, céntrate sólo en esa cosa y no dejes que los pensamientos te vuelvan a llevar compulsivamente a la boda. Sólo requiere autodisciplina. Y recuerda que cuando somos excesivamente perfeccionistas es muy fácil fracasar en el proyecto y, sobre todo, nos olvidamos de disfrutar del proceso.

8.- Repítete mantras con mensajes positivos: "estoy tranquila y serena",  "me ocupo de la boda, no me preocupo por la boda", "la boda será perfecta", "soy capaz de organizar bien la boda", "perderé los 3 kilitos que me sobran para entrar en el traje", "soy preciosa, así que seré una novia increíble"  o los que te hagan falta para programarte de forma positiva y no convertir la boda en tu propia pesadilla.... y en la de los demás. Repetir mensajes positivos de forma constante ayuda a estar mejor y conseguir los objetivos que te propongas.

Ya sabes, si empiezas a comportarte como una bridezilla: ¡Ommmmm! 

Y si quieres divertirte un rato, aquí tienes un vídeo de cámara oculta sobre bridezillas. Aunque sean actrices, convencen. No te pierdas al final del vídeo la otra parte oscura: las dependientazillas. Aviso a navegantes, está en inglés.


Si no ves correctamente el vídeo, por favor, pincha aquí. Y si eres una bridezilla, corta ;)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Estamos encantados de que nos dejes tus aportaciones, porque tu opinión es importante para nosotros. Sólo te pedimos que, por favor, no publiques links ni contenidos publicitarios de ningún tipo, porque estos no serán publicados. Si deseas anunciarte, contacta con nosotros previamente. Gracias.